6 de Junio Devocional/ Devotional

Edición Promesas.


La verdad en Cristo y el engaño del mundo.


Pero del fruto del árbol que está en medio del huerto, ha dicho Dios: «No comeréis de él, ni lo tocaréis, para que no muráis». Y la serpiente dijo a la mujer: Ciertamente no moriréis. Pues Dios sabe que el día que de él comáis, serán abiertos vuestros ojos y seréis como Dios, conociendo el bien y el mal.
Génesis 3:3-5 (LBLA)

Cambiador del Mundo: Cuando Adán y Eva pusieron en duda la verdad de Dios que vino junto con Sus advertencias acerca de lo que debían hacer para vivir y lo que no debían de hacer porque morirían, ellos decidieron creerle a la serpiente y desobedecer a su Creador. Esa mala decisión ahora nos acarrea a nosotros la herencia de maldición de pecado porque por el solo hecho de nacer en esta tierra, somos herederos de una naturaleza caída y pecadora. Adán había escuchado directamente de Dios todo el consejo para vivir en el huerto y además recibiría la promesa de una esposa con la cual compartiría y pondría por obra las verdades de Dios acerca de lo que tenía que hacer y de lo que no podía hacer. Entonces la falta de carácter y decisión de este hombre provocó creer la mentira del príncipe de este mundo, pero ahora también nos toca a nosotros como cristianos nacidos de nuevo, poner por obra por la gracia de Dios toda su Palabra y darle a nuestras generaciones una herencia de vida, de gozo, de paz y de amor, rompiendo la maldición del pecado. *Recordemos que fuimos puestos aquí en la tierra como hijos de Dios a Su imagen y semejanza para una vida que le agrade y sea de bendición para todos (Génesis 1:26-31). Hoy es tu día de salvación (Romanos 10:8-13). Cristo en nosotros nuestra esperanza de gloria y nuestra victoria que por Su gracia nos permite cambiar el mundo (Colosenses 1:27, 1 Corintios 15:10, 57). Aleluya. *Promesa.


Promises Edition.

The truth in Christ and the deception of the world.


But of the fruit of the tree which is in the midst of the garden, God has said, ‘You shall not eat it, nor shall you touch it, lest you die.’ ” Then the serpent said to the woman, “You will not surely die. 5 For God knows that in the day you eat of it your eyes will be opened, and you will be like God, knowing good and evil.”
Genesis 3:3-5 (NKJV)

World Changer: When Adam and Eve doubted God´s truth that came along with His warnings about what they should do to live and what they shouldn´t do because they will die, they decided to believe to the serpent and disobey their Creator.
That bad decision now brings us the inheritance of the curse of sin because by the mere fact of being born on this earth, we are heirs of a fallen and sinful nature.
Adam had heard directly from God all the advice to live in the garden and he would also receive the promise of a wife with whom he would share and put into action God’s truths about what he had to do and what he could not do.
Then, the lack of character and decision from this man provoked to believe the lie of the prince of this world, but now it is also up to us as born-again Christians, by God’s grace to put into action all His Word and give our generations an inheritance of life, joy, peace and love, breaking the curse of sin.
*Let us remember that we were placed here on earth as children of God in His image and likeness for a life that pleases Him and is a blessing to all (Genesis 1: 26-31).
Today is your day of salvation (Romans 10: 8-13).
Christ in us our hope of glory and our victory that by His grace allows us to change the world (Colossians 1:27, 1 Corinthians 15:10, 57). Hallelujah.
*Promise.